copying 1000x510

En estas épocas de lluvia es común que el papel se torne húmedo, y por ello tengamos problemas de atascos, mal anclaje de tóner, problemas de registro, o que el papel presente algunas arrugas después de realizada la impresión. A medida que el papel pierde o absorbe humedad, sus propiedades pueden cambiar.

Los cambios extremos de temperatura invariablemente provocan alteraciones en el entorno que nos rodea. En el papel no es diferente, y al ser imprevisibles esos cambios, necesitamos saber que hacer para cuidar nuestro papel lo mejor posible.

Primero analiza el lugar de almacenamiento del papel. Este no debe estar en contacto directo con el piso. De preferencia debe permanecer en su caja original, ya que ésta absorbe la humedad. En caso de ya no contar con el empaque, debe encontrarse un lugar cerrado, que no guarde humedad ni sea muy caliente, donde no lleguen corrientes de aire y sea de fácil acceso, como por ejemplo un armario.

Pero si no cuentas con ese espacio, puedes usar cajas de plástico, dentro de las cuales podrás almacenar tu papel siempre y cuando pongas una capa de corcho en el fondo de cada una (ese material ayudará a absorber la humedad) y las cierres perfectamente, esto con el fin de evitar que corrientes de aire dañen o empolven el papel.

Si abres el paquete de papel y no lo utilizas todo, asegúrate de volver a cerrarlo. Esto ayuda a protegerlo contra factores ambientales y también evita que se acumule polvo en el papel, lo que puede provocar que la copiadora multifuncional alimente más de una hoja a la vez.

Evita almacenar el papel cerca de calefacción, conductos de aire acondicionado o cerca de puertas y ventanas que se utilizan con frecuencia. Las fluctuaciones de temperatura y de humedad cerca de estas áreas pueden dañar las características físicas del papel, como el grosor  y la rigidez.

Otra recomendación, es que coloques bolsitas de Gel de Sílice (Silica Gel) o de Cloruro de Calcio granulado en el lugar a donde se almacena el papel. Esto con el fin de evitar la humedad en el papel.

Por ultimo y no menos importante, cabe mencionar que antes de colocar el papel en la multifuncional, lo ventilemos perfectamente por los cuatro lados y lo sacudamos ligeramente para eliminar cualquier residuo de polvo y estática que pudiera tener.

Con estas sencillas recomendaciones podrás evitar varios problemas en el trabajo diario con tus impresoras y mutifuncionales.

imágenes digitales

Hoy en día, es común que gran parte de los usuarios utilicen imágenes digitales a diario. Ya sean las clásicas fotografías que tomamos con nuestro smartphone, capturas de pantalla en la computadora o dispositivos móviles, diapositivas que creamos para una presentación, etc.

Hay muchas clases de formatos de imágenes digitales, y no todos son ideales para cualquier tipo de contenido. No es lo mismo un logotipo que una fotografía o que un documento escaneado.

¿Qué formato debemos usar para las imágenes digitales? Empecemos por definir el concepto.

Un formato, es la estructura que delimita la forma en que se guarda y representa en el monitor un archivo determinado. Las imágenes digitales se pueden guardar en distintos formatos. Cada uno corresponde a una extensión específica del archivo que lo contiene. Los más conocidos en la actualidad son GIF, JPG, TIFF, PNG, PDF y formatos de uso exclusivo como PSD y AI.

GIF, (Graphics Interchange Format), es un formato de imagen bastante antiguo. Lo desarrolló Compuserve para su propia red comercial. Este tipo de archivo, se creó con la finalidad de obtener archivos de tamaño muy pequeño. GIF es indicado para guardar imágenes como logotipos o dibujos, y reduce la cantidad de colores o paleta a 256 como máximo. Por lo que, no es recomendable usarlo para guardar fotografías, ya que perderían gravemente su calidad.
JPG o JPEG, (Joint Photographic Experts Group), es sin duda el formato más conocido. Las fotografías que tomamos con nuestro teléfono se codifican con él, así como muchas de las imágenes que descargamos de Internet.

Una de las características que hace muy flexible este formato, es el poder ajustar el grado de compresión. Si especificamos una compresión muy alta, se perderá una cantidad significativa de calidad, pero obtendremos archivos extremadamente pequeños. Con una cantidad de compresión baja, obtenemos una calidad muy parecida a la del original. JPG o JPEG, a diferencia del GIF, acepta una paleta de hasta 16 millones de colores y es ideal para imágenes o fotografías que se publicarán en internet.

El formato TIFF, (Tagged Image File Format), es una de las mejores opciones si lo que se desea es imprimir la imagen sin perder calidad. A diferencia del formato JPEG, los TIFF no comprimen la información que almacena. Por lo tanto, ofrecen una mayor calidad. Su tamaño y peso también es mucho mayor. Este tipo de formato es ideal para guardar imágenes de alta calidad. Utilizar el formato TIFF para escanear una imagen es adecuado, ya que el archivo se manejará directamente en la computadora. Y puede destinarse para la impresión, si lo que se necesita es de la máxima resolución posible.

PNG, (Portable Network Graphic), fue desarrollado en 1995. Es un formato gráfico basado en algoritmos de compresión (semejante a JPG), con la característica específica de que no tiene pérdida de información y es gratuita o sin patentes. Por lo que, de alguna manera se creó para sustituir al formato GIF y posee características similares a ambos formatos. A diferencia de GIF, PNG soporta imágenes de 24 bits y permite preservar la transparencia sin asperezas en los bordes.

PDF, (Portable File Document), es un formato de datos que se puede usar para visualizar documentos. Adobe, la firma que desarrolló el formato PDF, comercializa programas capaces de crear, editar y ver archivos en formato PDF. Dado que las especificaciones de este formato están públicamente disponibles, muchas compañías han desarrollado sus propios programas para usar PDF’s. Este tipo de formato, también se usa cada vez más para intercambiar información entre distintas aplicaciones.

Existen formatos de uso exclusivo, los cuales, sólo podrán ser leídos siempre y cuando se cuente con el programa, como por ejemplo: los formatos PSD y AI.
PSD, es un formato de Adobe Photoshop, que permite guardar todas las presentaciones, retoques, nuevas creaciones, etc., realizadas con este programa. Guarda los archivos con 48 bits de color y permite almacenar todas las capas, canales, etc., que existan en la imagen.

PSD no tiene compatibilidad con otros programas, por lo que se recomienda tener dos archivos: uno en el propio formato nativo (.PSD), y otro en algún formato compatible con otros programas, como JPG o TIFF.

AI, es Formato nativo de Illustrator y casi no tiene compatibilidad con otros programas. Podemos crear y trabajar con dibujos basados en gráficos vectoriales (imagen digital formada por objetos geométricos independientes como arcos, polígonos, etc.). Este programa, es especialmente idóneo para todo tipo de material gráfico que se da en publicaciones, ya sea para impresión o web.

1436822975947

  • No generas un compromiso de pago a largo plazo ni adquieres una obligación de cumplir con un plazo forzoso.
  • Se adquiere la propiedad del equipo.
  • Deducción fiscal del gasto en 3 años.
  • La operación puede ser un poco más económica.
  • Al final del contrato, renuevas los equipos.

renta2

  • No realizas un desembolso fuerte como en la compra de un equipo.
  • Evitas la obsolescencia tecnológica. Lo importante es el uso del equipo, no la propiedad.
  • No incrementas los activos de la empresa
  • Gasto 100% deducible.
  • Aseguras el precio de los consumibles y el del servicio a largo plazo; estos no se ven afectados por inflación o devaluación.
  • Opción de contratar la renta con todo incluido (equipo, consumibles y mantenimiento).
  • Mejor administración y control de recursos de impresión y copiado.
  • No pagas reparaciones ni pólizas de servicio. La renta cubre esto..